Sobre mí

Hola! Me llamo Cristina Lavín y soy una loca de los gatos. Soy de esas personas que saluda a los animales por la calle y tiene la necesidad de abrazar a todo pelocho que vea. Así que… ¿Qué mejor manera de ganarme la vida que pintándolos?

Mi historia

Desde bien pequeña mi mayor entretenimiento era un cuaderno y unas pinturas, podía pasarme horas y horas dibujando. Por suerte, mis padres decidieron apuntarme a clases con el conocido pintor cántabro Rafael Crespo, donde pude poner en práctica todo tipo de técnicas (pastel, carboncillo, acuarela, acrílico, óleo…) e incluso participar en exposiciones que organizaba con sus alumnos. Acudí durante unos 10 años guardando muy buenos recuerdos de esta época.

Después, llegó el momento en el que tocó dejar las clases de pintura para centrarse más en los estudios.  Terminé dos grados superiores y la carrera de “Publicidad, Marketing y Relaciones Públicas”. Sin embargo, durante todo ese tiempo siempre tuve claro que quería dedicarme a algo artístico por mi cuenta.

Qué más contaros… soy muy perfeccionista, me da pena usar las tazas y cuadernos que me regalan, me encanta organizar y hacer listas, ponerme “Aquí no hay quien viva” en bucle de fondo, la música a tope en el coche, hacer planes con la familia y amigos, tocarme el pelo, la tortilla, los parques acuáticos, cocinar, leer, viajar, hacer mapas, visitar cuevas, mi Tierruca y la Tierrina, cualquier manualidad, la fotografía, el cine, el teatro… y LOS GATOS, por si no había quedado claro ya 😊

En cuanto a gustos artísticos, mi pintor favorito (del cual he replicado varias obras) es sin duda Van Gogh, su uso del color es espectacular. También me gustan otros artistas como Monet, Klimt, Dalí, Kahlo, Magritte… y en arquitectura Gaudí, simplemente un genio.

Sobre pintoanimalucos

Este proyecto empezó por casualidad en la Navidad de 2017. Todos los años intento hacer un regalo hecho a mano a familiares y amigos y ese caí en la cuenta de que todos ellos tenían mascota. Así que pinté 13 cuadros bien variaditos: 1 conejo, 1 agapornis, 4 perros y 7 gatos. Los retratos gustaron tanto que hasta se emocionaron y hubo lagrimillas. Desde ese momento, gracias al boca a boca, comenzaron los encargos. Buscamos un nombre, con un guiño cántabro, por supuesto, abrimos cuenta en Instagram y Gelo, mi pareja, creó esta página web.

Solo me queda dar las gracias a todos los que me han apoyado en esto y confiado en mí para retratar a sus animalucos.